¿Qué es el Angioma?

En esencia, aunque más adelante veremos todos los matices que engloban este fenómeno ante la pregunta sobre qué es el angioma, se podría decir que es un crecimiento no canceroso compuesto por vasos sanguíneos o vasos linfáticos que se han agrupado de forma anormal. Mientras que los científicos e investigadores médicos todavía no entienden que hacen estos crecimientos en el cuerpo, por lo general son totalmente inofensivos. Aparecen generalmente cerca de la superficie de la piel en cualquier parte del cuerpo, y pueden ser bastante molestos y desagradables para la vista en función de su localización. Sin embargo, pueden estar presentes como síntomas de otra enfermedad más grave, como la cirrosis y cáncer entre otras. angiomablog1

Asimismo, tenemos varios tipos de angioma, incluyendo hemangioma cavernoso, angioma en araña, y el angioma capilar. En general, aun habiendo poca posibilidad de que pueda ser maligno, el angioma no requiere tratamiento alguno y puede desaparecer por sí solo, aunque algunas personas optan por tratamientos que más adelante veremos, también pueden optar por maquillarse las zonas afectadas para tratar de disimular estas anomalías por razones obvias.

¿Cómo se produce?

A decir verdad aunque muchos científicos e investigadores médicos quieran dar a entender que este fenómeno es algo totalmente desconocido y que no saben cómo se producen este tipo de angiomas, lo más cierto es que por mucho que muchos quieran negarlo, un angioma se produce cuando un grupo de vasos sanguíneos o vasos linfáticos se desarrolla de una manera anormal, es decir cuando acaban agrupándose. Estos vasos agrupados normalmente se presentan como áreas elevadas de diferentes tamaños que son generalmente sin dolor y que pueden estar ubicados en cualquier lugar de la piel, sobre todo en la superficie de esta. De normal son de color rojo sangre, aunque algunos tienen el color de la propia piel. Algunos están presentes desde que el sujeto nace, algunos afloran durante la infancia, y otros acaban desarrollándose durante la mediana edad o en la vejez.
También es muy cierto que a día de hoy los investigadores médicos aun no entienden lo que causa la mayoría de los angiomas y este desconocimiento hace creer a algunos que pueden estar conectados a la exposición a ciertas proteínas presentes en la placenta antes del nacimiento del sujeto en cuestión, aunque esta teoría no se ha demostrado e independientemente de su causa, los crecimientos son generalmente inofensivos. Hay que tener en cuenta que es un desarrollo de un gran número de tumores, tanto benignos como malignos, sin embargo, puede indicar una enfermedad subyacente, generalmente un mal funcionamiento del hígado.

¿Qué tipo de angiomas hay?

Aunque tenemos una sección especializada con los diferentes tipos de angioma (aquí)  podríamos decir que en resumen y como ya mencionamos anteriormente hay varios tipos distintos de angiomas, incluyendo hemangioma, angioma en araña, el hemangioma capilar y el angioma venoso. Un hemangioma es un área elevada en la superficie de la piel que es a menudo intensamente de color rojo, y que normalmente se produce en la cara o el cuello, aunque puede ubicarse en cualquier parte del cuerpo. Hay que añadir que emerge comúnmente poco después del nacimiento, o en su defecto antes del nacimiento y crece en tamaño durante aproximadamente un año, alcanzando a veces un diámetro de 2 pulgadas (5 cm) o más. El hemangioma entonces deja de crecer y en el tiempo comienza a contraerse, por lo general desaparece en el momento en que un niño llega a la edad aproximada de 10 años.
A diferencia de otros tipos de angioma, un angioma en araña tiende a ser plano, es decir, se compone de una marca roja de la que irradian pequeños vasos sanguíneos, creando una apariencia en forma de araña. Las arañas vasculares pueden ocurrir en cualquier momento y a cualquier persona independientemente del género al que pertenezcan pero a menudo afectan a las mujeres embarazadas, ya que son más propensas a este tipo de fenómenos. Al igual que un hemangioma, un angioma capilar es por lo general de color rojo claro en el tono. En general, es mucho más pequeño que un hemangioma, sin embargo, tiende a desarrollar en los mayores de 30 años de edad.

¿Los angiomas son graves?

Entrando un poco más en detalle, podemos decir que cuando los humanos contraen esta anomalía la primera pregunta que les llegue a la cabeza sea si este fenómeno es grave o no, ya que, como bien sabemos, la salud ante todo es lo primero y podemos asegurar desde aquí que no es cuanto menos exagerado preocuparse por si lo acontecido puede tener repercusiones negativas para nuestra salud, aunque bien es cierto que en algunos casos, muy pocos por no decir casi ninguno a decir verdad estos angiomas pueden desembocar en tumores malignos que puedan atentar contra la vida del sujeto, aunque bien es cierto que a medida que estos crecimientos son generalmente benignos y sin dolor, por lo general, no requieren atención médica. Lo más normal es que muchos de estos crecimientos desaparezcan gradualmente a los meses o años de haber surgido, de hecho, hay algunas personas que optan por quitarse un angioma por razones estéticas, ya que, muchos de estos fenómenos pueden llegar a ser molestos incluso desagradables a simple vista, sin embargo, los métodos utilizados más comúnmente para la eliminación de uno o varios angiomas incluyen cirugía, tratamiento con láser y la congelación de nitrógeno líquido.